“13 Reasons Why” Versión Mexa

“13 Reasons Why” Versión Mexa

Headbang
Escrito por: Views: 549

Seguramente haz visto algún capítulo de la famosa serie “13 Reasons Why” programa estadounidense con una temática de bullying tan marcada, donde tal vez en lugar de sufrir viendo como Hannah Baker la pasa tan mal, cada vivencia trae a tu mente momentos del pasado.

Tan solo imagina, si  en tu etapa de estudiante, le hubieran dado tanto crédito a los abusos que recibías por parte de tus compañeros, muchos de ellos ya estarían recluidos en el penal de Puente Grande en Jalisco, y tú, ya hubieras sido canonizado como mártir por la iglesia católica.

Y es que para nadie es un secreto que el término “bullying”, no es algo actual, sino todo lo contrario, siempre ha existido. Ya sea en la escuela, el trabajo, el hogar o en la calle, el mexicano se las ha ingeniado a lo largo de los años, para hacer sentir mal a su compañero para subir su ego y ser el más fregón. Pero entonces, ¿antes aguantaban vara, y no iban de rajones? ¿O actualmente los benditos derechos humanos siguen trayendo más consecuencias que ayuda?

La educación básica consiste en cursar Primaria, Secundaria y Preparatoria, laica y gratuita como lo dice nuestro querido artículo 3, pero además de aprender las herramientas que nos ayudarán a seguir con nuestros estudios universitarios. Estas etapas nos daban armas para saber defendernos de todo aquello que nos quiera hacer daño. Y es como una auténtica cárcel, si eras de los desafortunados de tu generación, seguramente te tocó la época en la que la diferencia de edades hacía que en el recreo, los más grandes te quitaran el lonche y tus dulces, además de obligarte a realizar mandados, a los cuales si te negabas a hacerlos tendrías un castigo ejemplar, que consistía en cientos de “zapes” o “cocos” en la cabeza o patadas en las pompas. Inmediatamente el llanto corría por tus mejillas, a lo que los bulleadores seguían lastimando llamándote “maricón”, o “pinche escuincle chillón”.

También era muy común el famoso castigo llamado “caballo”, en el cual se trataba de sujetar a la víctima entre varios de sus extremidades, después era montado por dos o tres y lo tiraban al suelo con violencia, mientras los demás podían patearlo.

El sacacaca, que consistía en juntar las palmas de las manos, como si se estuviera rezando, y con las puntas de los dedos se golpeaba en el recto a algún desprevenido.

El gabarro, también llamado lagartija, consistía en apedrear a los compañeros que pasaran sin notar lo que les esperaba. Las famosas rapadas, donde los más grandes tuzaban a los chicos. Y el mítico aparato de “toques” (los hay todavía en algunas cantinas) donde se hacían cadenas forzadas de inocentes: se retorcían como gusanos, principalmente los últimos, y el martirio cesaba hasta que los maldosos lo decidían, muertos de risa.

Aunque suena un poco descabellado tenías la necesidad de pagar seguridad, a algún compañero comprándole cosas de la cooperativa, para evitar los maltratos. Pero jamás rajabas o denunciabas estos actos, porque éramos alumnos, no pedazos.

las opiniones en HEADBANG