La clave para encontrar trabajo en un futuro.

Escrito por: Serch

4 mayo, 2020

Noticias

En algunos trabajos anteriormente si querían evaluar qué tanto alguien podría ascender en la escala profesional, le aplicaban una prueba de coeficiente intelectual (IQ) y listo, después llegó la prueba de la inteligencia emocional (EQ) que se por un conjunto de habilidades interpersonales, de autorregulación y comunicación. Y cuando creímos que ahí acabaría la cosa, aparece el coeficiente de adaptabilidad (AQ) un conjunto subjetivo de cualidades definidas libremente como la capacidad de cambiar y adaptarse en un entorno de cambio rápido y frecuente.

El coeficiente de adaptabilidad también implica flexibilidad, curiosidad, coraje, resistencia y habilidades para resolver problemas. Cuestiones que se viven día a día en todos los trabajos.

Acá la idea es que los tres coeficientes deben de complementarse, ya que unidos pueden hacer al empleado alguien mucho más capaz. Y es que sucede algo. Han llegado nuevos candidatos a buscar empleos. Algoritmos y máquinas que pueden realizar tareas más rápido y con mayor precisión que algunos humanos.
Para evitar la obsolescencia, los trabajadores necesitan desarrollar y mejorar habilidades como la creatividad para resolver nuevos problemas, empatía para comunicarse mejor y responsabilidad, usando la intuición humana para complementar el conocimiento de las máquinas.
A trabajar en nuestro coeficiente de adaptabilidad y no dejemos que una máquina nos quite nuestro trabajo.