Rob Spence: El hombre que cambió su ojo por cámaras

Rob Spence: El hombre que cambió su ojo por cámaras

Headbang
Escrito por: Views: 600

Si te gusta la ciencia ficción, seguro has soñado con ver un ejército de cyborgs que dominan el mundo, con adelantos tecnológicos únicos, son capaces de emular cualquier movimiento de un ser humano y ser casi perfecto en todo lo que hace por la multifuncionalidad que le permite realizar su cuerpo.

Hoy en día no estamos lejos de esa realidad, pronto veremos autos que vuelan, tendremos móviles con imágenes holográficas y podremos ver juegos de algún deporte en realidad virtual, o hasta tener un ojo que pueda grabar cada momento que pasa en tu vida, como el que tienen Rob Spence.

Spence es un cineasta-documentalista canadiense, perdió uno de sus ojos por estar jugando con una escopeta y desde ese momento utilizaba un parche o un ojo de vidrio para suplir la ausencia del globo ocular. Un día hace unos años, decidió darle un giro a su pérdida y probar con la tecnología de punta un nuevo aditamento que le ha cambiado la vida.

A través de investigar y pedir ayuda a especialistas, creo una mini-cámara removible que coloca en la cuenca de su rostro para poder grabar lo que “ve” diariamente. El dispositivo no se conecta a ningún nervio, sino que transmite a un monitor portátil o guarda los datos en una computadora para analizarlos y estudiarlos.

¿Es un adelantado a su época? Sin duda alguna, y más porque utiliza algo que solo se pensó alguna vez que existiría en los libros de ficción o cuentos futuristas.

Pero no todo es perfecto con la cámara que utiliza Spence, hay algunas complicaciones, ya que sólo puede estar activa durante 3 minutos debido al sobrecalentamiento, y tiene que ser removida por cuestiones de salud y desempeño del aparato.

A documentalista no le molesta tener que removerlo continuamente, y se pone como reto hacer entrevistas para sus documentales en el menor tiempo posible y que sus invitados respondan con algo conciso y corto.

Algo que se ha preguntado Spence es sobre la ética y de seguridad de utilizar este dispositivo, pues muchos aún están en la disyuntiva si es correcto que una persona esté en posibilidad de grabar a otra de esta forma.

La historia de Spence sirvió de inspiración para la gente de Square-Enix, quienes desarrollaron el documental “The Eyeborg”, donde abordan la relación de las máquinas con los humanos y la posibilidad que se dé una fusión con estas mediante aplicaciones prostéticas.

Si no lo han visto, chequen esto con una chela en mano, la necesitarán…

las opiniones en HEADBANG