Warka Water, una torre de bambú que genera agua potable.

Warka Water, una torre de bambú que genera agua potable.

Headbang
Escrito por: Views: 1529

Desde hace algunas décadas, se ha buscado crear conciencia para la preservación del agua, pues según advierten especialistas, de seguir gastando el agua de la maneca como se ha hecho en los últimos años, las generaciones futuras podrían tener una menor cantidad del líquido vital.

Es por ello que los arquitectos italianos Arturo Vittori y Andreas Vogler, quienes se especializan en arquitectura y visión, han desarrollado una torre capaz de almacenar agua, creada con materiales naturales, sin necesidad de una gran estructura o algún tipo de combustible, pues esta torre está fabricada en su mayor parte por materiales extraídos del árbol de bambú. El proyecto fue presentado por primera vez en Venecia durante la exposición Biennale Architetura en su edición del año 2012 y está pensado para su uso en las poblaciones rurales en pleno desarrollo, donde la infraestructura que facilita el acceso al agua potable es casi imposible.

El proyecto titulado Warka Water fue diseñado para poder recoger la humedad del aire a través de la condensación y depositar así el agua en un recipiente ubicado al centro de dicha edificación, la cual consiste en una torre de diez metros de alto, y puede generar la cantidad de 100 litros de agua por día, abarcando las necesidades de pequeñas comunidades. Su estructura se basa principalmente en el bambú, la cual es revestida por hilos hechos de plástico reciclado, alcanza su máxima altura al instalar cinco módulos, uno encima del otro, y que se pueden instalar por un grupo recudido de personas sin necesidad de andamos, plataformas o escaleras, pues su peso apenas llega a los 60 kilogramos.

Las Warka Water son un invento fantástico y sencillo, el cual actualmente está siendo utilizado en regiones africanas como Etiopía, donde la recolección de agua era una tarea bastante ardua y peligrosa. Las recolecciones, normalmente hechas por las amas de casa, significaban un considerable recorrido hacia la fuente de agua, que puede tomar bastantes horas, o incluso todo un día, sin contar que en la mayoría de los casos dicha agua se encuentra contaminada, por lo que la recolección es mínima, obligando a que las madres les pidan ayuda a sus hijos o demás miembros de la familia, con el fin de poder reunir la mayor cantidad de agua por viaje. pero gracias a la implementación de las torres Warka Water, cada vez más familias no deben salir de sus aldeas, pues pueden disponer del agua en cualquier momento y a tan solo unos metros.  aunque no se descarta que en algunos años más el proyecto se extienda a diversas latitudes del mundo

Este proyecto fue inspirado en el árbol local Warka, una gran higuera nativa de Etiopía, la cual se usa como un espacio de reunión para la comunidad, gracias a la sombra que brinda su denso follaje. La estructura de las torres está hecha de tallos de bambú tejidos entre sí, emulando la base de una torre. En el interior una malla de plástico hecha de nylon de fibras de polipropileno actúa como micro túneles para la condensación diaria, formando pequeñas gotas que fluyen a lo largo de la malla hasta llegar a cuenca de la torre, cosechando así agua por medio de la condensación atmosférica, brindando por lo menos 25 litros de agua limpia al día.

Dichas torres están diseñadas para mantener el agua limpia por un largo periodo de tiempo, en paralelo a la sostenibilidad ambiental, económica y social a largo plazo, pues se espera que la elaboración de las Warka Water pase de generación en generación, para que cada vez más comunidades sean beneficiadas con este sistema de cultivo de agua. El costo estimado de cada torre es de 550 dólares y se puede construir en menos de una semana con un equipo de cuatro personas, con materiales que se pueden encontrar de manera local.

¿Serán estas torres la solución para la falta de agua en las regiones que más lo necesitan?

las opiniones en HEADBANG